23698
post-template-default,single,single-post,postid-23698,single-format-standard,stockholm-core-1.2.1,select-theme-ver-5.2.1,ajax_fade,page_not_loaded,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
Foto: Dakota Corbin, Utah, United States

Learnability: diseñar el propio camino de aprendizaje para un seductor ciclo de vida profesional y más allá.

No es lo que no sabes lo que te mete en problemas. Es lo que sabes con certeza y no es así.
Mark Twain

Crear y mantener una marca personal consistente nos hace atractivos a ojos de quien puede contar con nuestra colaboración profesional, ya sea en un entorno corporativo e institucional como desde un punto de vista de emprendimiento y de trabajo por cuenta propia. Ponerse a disposición del propósito personal requiere autoconocimiento, coraje, entusiasmo y capacidad para materializarlo con la voluntad clara y decidida de aportar soluciones que ayudan a otras personas u organizaciones. Ello debe formar parte de la identidad de la marca personal de forma inexcusable. Responder por las propias elecciones, decisiones y comportamientos puede desarrollarse a través de un itinerario de learnability bien diseñado, bioindividualizado y con poder transformador.

 

Aprender concede alegría, especialmente cuando de personas adultas hablamos. Y eso nos estimula a seguir haciéndolo, en primer lugar, para saciar nuestra parte más intelectual, cognitiva y material; en segundo lugar, y para mí más importante, por una satisfacción emocional y psicológica, que refuerza nuestra autoestima y la percepción certera del valor personal propio.

 

La learnability nos permite poner luz en lo desconocido e iluminar aquellas partes oscuras, aunque existentes, de nuestra persona. Aporta conciencia de una nueva capacidad y de la libertad y la independencia que puede proporcionar a nuestra vida, es decir, el poder de lidiar mejor en este mundo cada vez más incierto. Nos abastece de recompensas valiosas: a nivel mental, alimenta la curiosidad mientras crea sensación de fluidez; a nivel fisiológico nos aporta sustancias dopaminérgicas a través de las hormonas generadas en el sistema límbico, especialmente, en la glándula pineal (recordemos que la dopamina regula la motivación, el placer, el deseo y el aprendizaje por condicionamiento, es decir, el circuito de la recompensa).

 

Los logros a corto plazo, resultantes de nuestro proceso de learnability se traducen en efectos positivos y tangibles que contribuyen en el propio camino de excelencia profesional trazado para desarrollar tanto competencias técnicas como las relativas al propio autoliderazgo, las habilidades relacionales y también las de gestión. La aplicabilidad de lo aprendido aporta empoderamiento, es decir, una percepción consciente de nuevos poderes, por comprobación de un resultado mejor. Está demostrado que revisar y contrastar el recorrido realizado es altamente estimulante y lo que es mejor aún, compartir los nuevos aprendizajes adquiridos con personas interesadas en ese mismo tema nos proporciona la seguridad de haber comprendido las profundidades de ese conocimiento. Por experiencia sé que no hay nada que se aprenda mejor que aquello que nos comprometemos a enseñar y transferir a otras personas.

 

¡Y qué decir de los resultados obtenidos a medio y largo plazo! Cuando se vuelve la vista atrás y se comprende el camino de learnability recorrido, es precisamente en ese justo momento cuando nos hacemos conscientes de los cambios aplicados y del proceso de transformación superado. Y esa es exactamente la magia, utilizar el cultivo de la learnability para estar donde necesitamos y deseamos estar, ni más ni menos.

 

Todos estos aspectos desembocan en una manera de ser y estar en la vida, en un estilo particular que se despliega en un conjunto de actuaciones que realmente hacen brillar y otorgan una presencia impactante a las personas que las poseen.

Así pues, vamos a revisar los 12 comportamientos clave de las personas que tienen un alta learnability:

  1. Miran más allá de lo que conocen, la tendencia, lo innovador. Exploran nuevos horizontes por el puro placer de saber más aún, con curiosidad y humildad ¡Se divierten aprendiendo!
  2. Fomentan su autoconocimiento y desarrollo personal para… ¡despertar! Habitualmente estas personas aplican métodos, herramientas y técnicas que les permiten estar en contacto con su esencia, en un constante proceso de evolución personal. Estas prácticas les posibilitan lo necesario para actuar como catalizadores, como changemakers, personas con capacidad de materializar cambios poderosos.
  3. Se focalizan en sus fortalezas mientras pulen aquello que no lo es tanto. Dedicar tiempo a potenciar aquello en lo que se tiene un talento innato posibilita destacar, decididamente, en algo de manera radiante, mientras que, si se dedica ese mismo tiempo a aspectos dificultosos, jamás lograremos brillar en ellos. Eso sí, pulir y trabajar en los puntos de mejora es necesario.
  4. Se proponen objetivos estimulantes. El reto forma parte de la vida de los y las learnabilitiers. Visualizan futuros, planifican y organizan acciones aprendizaje y de mejora que los acerquen a esas posibilidades. Y lo que es mejor… ¡tienen el hábito de la ejecución!
  5. Piensan y actúan en positivo, con una actitud profunda y sostenida de agradecimiento. El lenguaje distintivo que utilizan, la forma en la que se comunican y la actitud con que lo hacen denota una mente próspera y dispuesta a generar expansión en lo que se proponen. Por ejemplo, en lugar de problema usan “reto”, en vez de preocuparse, hablan de “ocuparse”, y lo expresan desde un lugar auténtico e íntegro.
  6. Eliminan las distracciones y la satisfacción a corto plazo y se alejan de todo aquello que les desvía de lo que es importante, de acuerdo a su brújula interior que, aunque parezca poéticamente romántico, se refiere más bien a la conexión permanente con los propios valores, principios, visión, propósito y objetivos a medio y largo plazo.
  7. Leen y comentan esas lecturas con otras learnabilitiers. Compartir con personas que tienen intereses similares enriquece nuestra capacidad intelectual y abre el corazón a nuevas perspectivas, tan válidas como puedan ser las propias. Da amplitud de miras y contribuye a la destrucción de la ignorancia sobre esa cuestión concreta.
  8. Integran la cultura digital. Sí, lo digital. Aprenden lo necesario para desenvolverse en esta era del conocimiento, se apuntan a lo techy y disfrutan de maneras de hacer las cosas más modernas, eficientes y colaborativas. A menudo son early adopters y pioneros en el uso de nuevos dispositivos.
  9. Se relacionan con personas diferentes a todos los niveles. Pueden conversar respetuosamente con quienes se dedican a actividades diferentes, tienen intereses distintos y responden a especializaciones profesionales que no tienen nada que ver con las suyas. No hay que olvidar que les mueve la curiosidad.
  10. Practican el “voluntariado” y dicen “sí” a menudo. Si bien son personas que de forma honesta tienen presentes sus necesidades y las expresan asertivamente, siempre encuentran el gusto en la ayuda. Viven con una actitud dispuesta y se organizan para estar disponibles para las demás personas.
  11. Abrazan la diversidad psicológica. No se atrapan en las fronteras invisibles que la raza, la religión, la política, el género o el color de la piel habitualmente levantan muros en muchas personas.
  12. Actúan con resiliencia, gestionan bien los miedos y se entregan a procesos de aprendizaje y superación personal con la profunda creencia de que todo tiene un propósito en su camino de learnability para llevarlos al siguiente nivel.

La buena noticia es que estos comportamientos se pueden cultivar y desarrollar a través de un camino de aprendizaje consciente creado a medida para cada persona. Para ello, hay que considerar tres coordenadas:

  • La primera: definir allí justo donde se quiere llegar. Formular ese destino en concepto de objetivos facilita el logro de los resultados que en él se expresan.
  • La segunda: reconocer el punto de partida en relación a este objetivo. Identificar las palancas o puntos fuertes en los que apoyarse, así como aquellos aspectos a trabajar en relación a lo que se quiere conseguir es clave.
  • La tercera: comprender la forma en que esa persona aprende, sus preferencias, el entorno en el que se desarrolla, sus horarios, el tiempo disponible, los retos vitales a los que se enfrenta y, en definitiva, sus características bioindividuales.

El (auto)conocimiento de estas coordenadas permite desplegar un camino de learnability que apunte directamente al resultado, el cual debe estar bien tramado, con una arquitectura inteligente, sencilla y especialmente diseñada para cumplir ese propósito concreto para esa persona. Esa es la base que da solidez y pertinencia al camino.

Las organizaciones son entornos de desarrollo individual y colectivo, así que es recomendable que tengan en cuenta los elementos estimulan la learnability en sus equipos y personas como son:

  • Desarrollar estilos de liderazgo con una visión marcadamente humanista que apoye el talento y la vocación innata.
  • Crear escuela de talento para desarrollar, reconocer y valorar a las personas que colaboran en ellas al mismo tiempo que se gestiona el conocimiento.
  • Conocer y resolver los elementos organizacionales que estimulan la motivación de las personas en cuanto a sus procesos de learnabilty.
  • Crear sistemas de apoyo internos o externos como el mentoring, que ayuden a ampliar la zona de confort a través de retos estimulantes y con la seguridad necesaria.
  • Desplegar maneras de transferir el conocimiento, tanto desde una perspectiva intergeneracional como desde aquella que aterriza, en lo real y cotidiano, la aplicabilidad de lo que se enseña.

Independientemente de que las organizaciones generen o no estos entornos favorecedores de learnability, las personas debemos asumir la responsabilidad que nos pertenece para con nuestra marca personal y diseñar el propio camino de aprendizaje para crear y mantener un seductor ciclo de vida profesional. De la parte de las empresas queda establecer sistemas de vinculación que fidelicen ese talento e impidan fugas innecesarias que puedan tener un impacto negativo en sus marcas correspondientes. Establecer formas innovadoras de co-branding entre marcas corporativas y marcas personales es lo que hace que la aportación de valor en sus entornos sea realmente remarcable y… es lo que viene.

Foto: Dakota Corbin, Utah, United States
Perfil-Montse-Bordas
Logo Montse Bordas-learnability-change-transformation

montse@montsebordas.com
wwww.montsebordas.com
Tel. +34 647 910 577

Tags:
pornobonjourxnxz.infopornhud.bizpornlf.compornmegahd.comxdesiporn.biz